Los huesos muertos del rey olvidado en la catedral del mar

Apenas escribo ficción últimamente. No me motiva ni apetece. PERO (joder, siempre hay un pero) esto acabo de encontrármelo en un marasmo de archivos de word llamados «Nuevo Documento de Microsoft Word» que estaban pidiendo a gritos ser borrados.

Ni siquiera recuerdo haberlo escrito, pero sí de dónde salió. Hace meses en el Club de Lectura del Banco del Tiempo estuvo muy reñida la votación para elegir la nueva lectura del mes. Los candidatos eran Sobre los huesos de los muertos, de Olga Tokarczuk; Olvidado rey Gudú, de Ana María Matute y La catedral del mar, de Ildefonso Falcones.

Como la votación estaba reñida alguien hizo la composición de los títulos y dejó caer que como disparadero para escribir algo prometía.

No sé si alguien del club ha llegado a escribir algo, y sospecho que esto que escribí en su momento está incompleto y abandonado; si no, no estaría oculto bajo un «Nuevo Documento de Microsoft Word». Lo que sí sé es que así se va a quedar, porque no tengo la menor intención de retomar la historia que está detrás de este fragmento, que me aspen si recuerdo cuál era (aunque me lo puedo imaginar, y esto no hace más que quitarme las ganas de meterme ahora mismo precisamente en ese jardín).

Y bueno, queridos compañeros y compañeras de Club: reactivo el reto.  Porque hoy es el aniversario del reto escritor por excelencia, aquel verano lluvioso de 1816 tal día como hoy el insoportable, arrogante e insufrible pedante de George Gordon Byron hizo algo bueno por la humanidad y fue retar a los habitantes de Villa Didorati. De ahí salieron El Vampiro de Polidori y el monstruo de los monstruos, Frankenstein de Mary Shelly.

Los demás o se rajaron o escribieron basurillas. Los retos es lo que tienen.

Ahí lo lleváis.

Cuentan los viejos que un día un hombre regresó a los muros quemados de la fortaleza de la Luna, y que nunca un ascenso hasta la colina donde yacían sus ruinas había sido tan penoso, porque no hay piedras tan negras y frías como las del alma de quien lleva el peso de los tiempos felices muertos.

Este hombre, dicen, era alto como un titán, fuerte como un gigante, y comenzó a desmantelar lo que quedaba del castillo piedra a piedra. Cada día emprendía el camino desde la colina hasta el mar con las losas a cuestas, a rastras cuando no podía con ellas. Empujaba, maldecía, se tropezaba y levantaba. Y dejaba las piedras sobre un espigón desde el que la vista era hermosa. Tras un breve respiro mirando al mar volvía a por más. Sin descanso, de día y de noche.

Dicen que jamás dejó que le ayudaran a llevar las piedras, prestaran auxilio a las manos rasgadas y el espinazo doblado, o le dieran de comer y beber. Cada vez tardaba más en transportar las piedras grandes. Cada vez las piedras eran menos, y más pequeñas.

Cuando consumido y decrépito, a punto de desfallecer, dejó la última piedra del castillo sobre el espigón, solo entonces, pidió una cosa a las gentes del lugar: perdón y olvido. Pero en el idioma local esas palabras se decían «piedra y cincel».

Dicen que esa noche lucía la luna de los insensatos, aquella que solo ilumina a quien está listo para completar su camino sobre esta tierra ya que bajo su resplandor se contempla el estrecho pasillo por el que se unen los dos mundos, y no es sensato mirar al otro lado. Dicen que el hombre sonrió y saludó hacia allí. Se afanó durante la noche, alumbrado por la luna, en completar la inscripción. Lo estaban esperando.

«Los huesos muertos del rey olvidado trajeron las piedras aquí».

Y no se volvió a saber más del hombre, pero sí de aquella formación rocosa puntiaguda a que los paisanos llamaban la catedral. Y dicen ―dicen― que cuando la luna sonríe, insensata, entre sus pináculos, se muestra el estrecho pasillo del olvido y las almas de quienes llegan ahí apesadumbradas se pierden en el mar.

Y tal vez, solo tal vez, debáis leerlo acompañado de esta canción.

Mi pequeño trozo de terruño en el mundo

Nací en Aranda de Duero (Burgos) hace ya una cantidad de años, para mi gusto, algo escandalosa. Si me llegan a pedir hace veinte años que apostara por mi esperanza de vida, me hubiera encendido otro cigarro. Y así sigo, más o menos, ahora que ya no fumo. Cada día me parece un pequeño milagro, un regalo. Aunque, todo hay que decirlo, a veces venga envenenado.

No es ningún secreto que soy muy fan de este pequeño trozo de sitio de mundo que me pertenece. Porque yo creo que las personas no somos «de» los sitios, si no que los sitios son de las personas. Yo no soy «de» Burgos: Burgos es mía, la parte que me toca. Toca mi memoria sentimental, la más traidora y selectiva del mundo. La más sesgada y engañosa. Esa memoria a la que no le veo ningún sentido renunciar o renegar, porque es mía. Sigue leyendo

Últimas entradas, penúltimos tropiezos.

Recuerdo de forma brumosa, difusa en las neblinas del tiempo, haber dicho algo así como que este blog sería un repositorio para recuperar material perdido y poco más, debido a mi irremediable pérdida de fe en proyectos colectivos. Pero no consta por escrito.

Sí consta, LópezAguinaga. Lo pone en la magnífica pestaña de presentación del blog. Justo aquí, en «quienes somos»

—Perdona, pero… ¿era necesario enlazar a la entrada para dejarme en evidencia?

Ni se pregunta. Soy Gusapira Infecta, tu lado gusapiro. La razón de mi existencia es dejarte en evidencia, LópezAguinaga.

Sigue leyendo

Emilia Pardo Bazán, vista por Cristina Fernández Cubas

Revisión de la biografía escrita por Cristina Fernández Cubas, escrita para El Vals de la Araña en 2017.

No pretendo vender a «la Pardo Bazán» —explicación al entrecomillado un poco más abajo— como una autora de género fantástico, hasta ahí me llega la poca vergüencita que sí tengo. Es lamentable que en España no tuviéramos un Romanticismo y Postrromanticismo como Dios manda comparado con el vigor de la producción europea y americana, pero ya no tiene remedio. Y no, ese remedio no pasa por tomar algunos relatos como estandarte de lo fantástico en el conjunto de una obra fundamentalmente naturalista. Sigue leyendo

Conocer el terror, una bibliografía básica

Que digo yo que a estas alturas no haya que aclarar que todas las listas son subjetivas, y que esta es la mía, y que además está en permanente cortapegasubebajaesperaque mefaltaestoyaquelloylodemásallá…

No ficción

  • I dC- Cartas, Plinio Cecilio Segundo Cayo. El Vesubio, los fantasmas y otras cartas. Ed Cátedra, Madrid. 2011.
  • 1651- Consolations de l’âme fidèle contre les frayeurs de la mort, Charles Drelincourt (10-07-1595, París 03-10-1669).
  • 1857- Edgar Allan Poe y sus obras, Julio Verne.
  • 1919- Lo siniestro. Sigmund Freud.
  • 1960- Lo bello y lo sublime. Inmanuel Kant.
  • 1965- El horror en la literatura. H.P. Lovecraft
  • 1972- Historia natural de los cuentos de miedo. Rafael Llopis. Reedición ampliada con nuevos apéndices de Jose Luis Fernández Arellano. Fuentetaja, 2013. 380 páginas.
  • 1974– Cadalso: el primer romántico «europeo» de España. SEBOLD, Russell P. Madrid: Gredos.
  • 1982- Lo bello y lo siniestro. Eugenio Trías.
  • 1990- Filosofía del terror o paradojas del corazón. Noël Carroll.
  • 1991- La literatura y el miedo. Juan Carlos Santaella. Fundarte.
  • 2004- Terror tras la postmodernidad. Félix Duque. Adaba Editores.
  • 2004- Miedo y literatura. Luis Martínez de Mingo. EDAF.
  • 2005- Lovecraft, una mitología. David Hernández de la Fuente.
  • 2006- El arte, el terror y la muerte. Arturo Leyte. Adaba Editores.
  • 2006- El jardín crepuscular. Breve glosario del horror. John Clute.
  • 2006- H.P. Lovecraft contra el mundo, contra la vida. Michel Houllebecq. Siruela.
  • 2006- Los cuentos de fantasmas, entre la literatura antigua y el relato gótico. Francisco García Jurado. Culturas Populares, revista electrónica nº2.
  • 2008- Historias malditas y ocultas de la historia. Francisco José Fernández García. Ed. Corona Borealis, Málaga.
  • Soñando monstruos, terror y delirio en la modernidad. Vicente Serrano Martín.
  • 2010- La novela gótica en España, 1788-1833. Miriam López Santos. Academia del Hispanismo
  • La conspiración contra la especie humana. Thomas Ligotti.
  • Filosofía zombi. Jorge Fernández Gonzalo. Anagrama.
  • 2012- Infierno horizontal (sobre la destrucción del yo). Ana Carrasco Conde.
  • 2014- La condición sombría, filosofía y terror. Antonio Castilla.
  • 2015- La gran historia de las novelas de a duro. Jose Carlos Canalda.
  • 2016- Lo raro y lo espeluznante. Mark Fisher. Alpha-Decay.
  • 2017- El gótico y su legado de terror. Una introducción a la estética de la oscuridad. Aurora Piñeiro.
  • 2017- La filosofía, el terror y lo siniestro. Vicente Serrano y Antonio Castilla.
  • 2018- El soñador de Providence. Carlos G. Gurpegui.

Ficción

  • 1633- El peregrino en su patria, Lope de Vega (Madrid, 25/11/1562- Madrid 27/08/1635). Cátedra, Madrid 2016. 665 páginas. ¿Eing?
  • 1724- Cuentos de crímenes, fantasmas y piratas, Daniel Defoe (Londres, entre 1659 y 1661, posiblemente el 10 de octubre de 1660- Moorfields, Londres, 24 de abril o 5 de mayo de 1731). Valdemar, Madrid, 2015. 215 páginas.
  • 1745- Pensamientos nocturnos, Edward Young (Upham, 03/07/1683 -Welwyn, 05/04/1765). Poema dividido en nueve partes, «noches», a lo largo de las cuales se contrapone la fragilidad del ser humano frente a la muerte. Se inscribe entre los poemas «de cementerio», un estilo en el que abundan las referencias a la muerte, características propias del romanticismo y la literatura gótica. Se supone que es una de las grandes influencias de José Cadalso para escribir sus Noches lúgubres.
  • 1764- El castillo de Otranto, Horace Walpole, IV conde de Oxford (Londres, 24/09/1717 –íd. 02/03/1797). Valdemar, Madrid, 2008. 240 páginas.
  • 1774- Las penas del joven Werther (Die Leiden des jungen Werther), Johann Wolfgang von Goethe (Fráncfort del Meno, 28/08/1749- Weimar, 22/03/1832).
  • 1774- Lenore, Gottfried August Bürger.
  • 1789- Noches lúgubres, José Cadalso (Cádiz, 8/11/1741 -San Roque, 27/02/1782).
  • 1794- Los misterios de Udolfo. Ann Radcliffe.
  • 1795- El monje, Mathew G. Lewis.
  • 1796- «Eckbert el Rubio», Johann Ludwig Tieck (Berlín, 31/05/1773 -íd., 28/04/1853). Incluido en Cuentos fantásticos, Nórdica Libros, 1970. 149 páginas.
  • 1797- El italiano o el confesionario de los penitentes negros, Ann Radcliffe.
  • 1797- La novia de Corinto, Goethe.
  • 1805- Manuscrito encontrado en Zaragoza, Jan Potocki.
  • 1807- Fausto, Primera Parte. Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832). Cuenta con una segunda parte editada póstumamente en 1832.
  • 1816- El cascanueces y el rey de los ratones, T.A. Hoffman. (Königsberg,​ 24/01/1776- Berlín, 25/06/1822). Incluido en Cuentos fantásticos del romanticismo alemán. Varios autores, edición de José Rafael Hernández Arias. Valdemar, 2008. 360 páginas. Incluye los relatos: Ondina, Friedrich de la Motte Fouqué; La maravillosa historia de Peter Schlemihl, Adelbert von Chamisso; La estatua de mármol, Joseph von Eichendorff; El rubio Eckbert, Ludwig Tieck; El monte de las runas, (1802) del mismo autor; El inválido loco del fuerte Ratonneau, Achim von Arnim; El cascanueces y el rey de los ratones, E.T.A. Hoffmann; y Las tres nueces, de Clemens Brentano
  • 1816- El vampiro, John William Polidori.
  • 1818- La abadía de Northranger, Jane Austen.
  • Jane Austen’s Horrid Novels: The Necromancer, or the tale of the black forest; The midnight bell; The orphan of the Rhine; The mysterious warning; Castle of Wolfenbach; Horrid mysteries y Clermont.
  • 1820- Melmoth el Errabundo, Charles Maturin. (Dublín, 25 de septiembre de 1782-30 de octubre de 1824, Dublín), también conocido como C. R. Maturin. Curiosidad boba: tío de Óscar Wild.
  • 1820- La leyenda de Sleepy Hollow, Washington Irving.
  • 1822- La novia difunta, Heinrich Ludwig Ritter.
  • 1822- Los vampiros (1822, antología Infernalia) de Charles Nodier.
  • 1823- Frankenstein, Mary Shelley. Suele citarse como la primera novela de ciencia ficción, pero, fruto de su tiempo y su época, tiene rasgos evidentes de horrid novel, aún considerándose cerrado con Melmoth el ciclo de la novela gótica.
  • 1823- No despertéis a los muertos, Johann Ludwig Tieck (Berlín, 31/05/1773 -íd., 28/04/1853).
  • 1826- Gastón de Bondeville, Ann Radcliffe.
  • 1831- Galería fúnebre de espectros y sombras ensangrentadas, Agustín Pérez Zaragoza.
  • 1872- Carmille, Sheridan Le Fanu.
  • 1892- El castillo de los Cárpatos, Julio Verne.
  • 1912- El carretero de la muerte, Selma Lagerlöf (primera mujer premio Nobel)

***

  • 1970- El asiento del conductor, Muriel Sparks (Bruntsfield, Edimburgo, 1 de febrero de 1918– Florencia, 13 de abril de 2006). Editorial Contraseña SC (2011). 126 páginas.
  • 1976, El juego de los niños, Juan José Plans (Gijón, 28 de febrero de 1943, ibídem, 24 de febrero de 2014)
  • 1982- Sueño del Fevre, George R.R. Martin (20 de septiembre de 1948, Bayonne, Nueva Jersey, Estados Unidos). Ediciones Acervo (1983) 491 páginas.

***

  • Biblioteca universal del misterio y el terror I. Selección de Jose Antonio Valverde.
  • Cuentos de terror. Varios autores. Grijalbo, Barcelona.
  • Antología de la literatura fantástica, Valdemar. Alejo Martínez Martín.
  • Los mejores relatos fantásticos de habla hispana. Alfagura.
  • Malos sueños, Valdemar.
  • 2005- Antología de fantasmas. Varios autores: Joseph Ganvill, Daniel Dafoe, Marqués de Sade, William Harrison Ainsworth, Walter Scott, Edgar Allan Poe, Joseph Sheridan LeFanu, Charles Dickens, Mary Elizabeth Braddon, Amelia B. Edwards, Gustavo Adolfo Bécquer, Mark Twain, Pedro Antonio de Alarcón, Auguste Villiers de L’Isle-Adams, Guy de Maupassant, M.R. James, Algernon Blackwood, Lafcadio Hearn y Gilbert K. Chesterton, traducidos por Julio Ángel Olivares. Jaguar Ediciones, Madrid. 207 páginas.
  • 2005- Hanteringen av odöda, John Ajdive Lindqvist. Descansa en paz, Espasa 2010. 384 páginas.
  • La realidad fantástica. Cuentos fantásticos españoles del siglo XX. David Roas y Ana Casas.
  • Perturbaciones. Antología del relato fantástico español actual. Salto de página. Antólogo: Juan Jacinto Muñoz Rengel.
  • Aquelarre. Antología del cuento de terror español actual. Salto de página.
  • 2011- Fantasma, Laura Lee Bahr. Orciny Press, 2017. 300 páginas.
  • 2015- El bazar de los malos sueños, Stephen King. Plaza y Janés, 2017. 604 páginas.
  • 2015- El coleccionista de libros, Alice Thompson (1961, Edimburgo- actualidad) Siruela, 2018. 208 páginas.
  • 2015- La habitación de Nona, Cristina Fernández Cubas. Tusquets Editores, 103 páginas.
  • 2017- Lincoln en el Bardo, George Saunders. Seix Barral, 2018. 440 páginas.
  • 2018- Las madres negras, Patricia Esteban Erlés. Galaxia Guttenberg, 224 páginas.
  • 2019- Asuntos de muertos, Nieves Mories. Cerbero, 287 páginas.

 

Conocer la fantasía, una bibliografía básica

No- ficción:

Me sorprende sobremanera la falta de ensayos y estudios sobre la fantasía como género, siendo de los no realistas el de tradición y antecedentes más antiguos. Tanto en ciencia ficción como en terror he podido compilar muchísimas más obras analíticas. Editores que editáis, yo no digo nada pero ya está dicho, además de que con-ten-ta-me-te-né-is.

 

  • 1973- Gramática de la fantasía, Gianni Rodari (Planeta, 2002)
  • 2017- A lomos de dragones, Introducción al estudio de la fantasía, Isabel Cúa. Colección Gen Pop, Universidad Autónoma de México.
  • 2018- En regiones extrañas, Lola Robles. (Cazador de Ratas, 2018)
  • 2019- Breve historia de la fantasía, Silvia Pato (Nowtilus, 2019)

Ficción

Comenzando, como siempre, por dos dudosos antecedentes. En el caso de la fantasía, más dudosos si cabe ya que arrancamos de mitología (que contará en su momento con su propia entrada bibilográfica).

 

  • 2100 a.d.C- La epopeya de Gilgamesh, Anónimo. Random House Mondadori, 2008.
  • 762 a.d.C- Iliada, Homero.
  • 762 a.d.C- Odisea, Homero.
  • s. II a.d.C- Historia verdadera, Luciano de Samósata. Alianza Editorial, 2008.
  • 19 a.d.C- Eneida, Virgilio.
  • s. VIII?- Beowulf, Anónimo.
  • s. X- Tristán e Isolda, Anónimo.
  • s. XI- Cantar de Roland, Anónimo.
  • 1241- Eddas menores, Snorri Sturluson.
  • s. XIII- Cantar de los nibelungos,
  • 1300- El libro del caballero Zifar, Anónimo.
  • 1392- Melusina o la Noble Historia de Lusignan, Jean d’Arras.
  • 1485- La muerte de Arturo, Tomas Mallory.
  • 1508- Los cuatro libros del virtuoso caballero Amadís de Gaula, Anónimo.
  • 1532- Orlando furioso, Ludovico Ariosto.
  • 1586- Cristalián de España, Beatriz Bernal.
  • 1605- El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes.
  • 1634- Cuentos del Pentameron, Basile Giambattista.

***INCISO: la transición de los relatos populares de transmisión oral a cuentos infantiles es objeto, por su extensión y la muchísima tela que hay que cortar ahí, es objeto de entrada aparte. Con su correspondiente bibliografía, como no, a ver qué os habíais pensado, insensatos lectores tóxicos.***

 

  • 1871- Más allá del viento del Norte, George MacDonald.
  • 1872- La princesa y el Goblin, George MacDonald.
  • 1932- Conan el Bárbaro, Robert E. Howard.
  • 1950- El león, la bruja y el armario (Crónicas de Narnia), C.S. Lewis.
  • 1954- La comunidad del anillo, J.R.R. Tolkien.
  • 1970- Espadas y demonios (Fafhrd y el Ratonero Gris I), Fritz Leiber.
  • 1979- La historia interminable, Michael Ende.
  • 1981- El perro de la guerra y el dolor del mundo, Michael Moorcock.
  • 1983- El color de la magia, Terry Pratchett.
  • 1988- Crónicas de la Drangonlace, Margaret Weis,Tracy Hickman
  • 1990- La morada (El elfo oscuro I), R.A. Salvatore.
  • 1993- El último deseo (Geralt de Rivia I), Andrej Sapkowski.
  • 1996- Juego de tronos (Canción de hielo y fuego I), George R.R. Martin.
  • 1997- Harry Potter y la piedar filosofa (Harry Potter I), J.K. Rowling.
  • 1998- Stardust, Neil Gaiman.
  • 2006- La voz de las espadas (La primera ley I), Joe Abercrombie.
  • 2014- Half a King, Joe Abercrombie. Medio rey (Mar Quebrado I), Fantascy 2015. 384 páginas.

Conocer la ciencia ficción, una bibliografía básica

Entrada, me temo, en permanente edición y construcción.

No ficción

  • 1960– New maps from Hell. El universo de la ciencia ficción. Ed Ciencia Nueva.
  • 1963- Literatura y Ciencia, el humanismo frente al progreso científico y tecnológico. Aldous Huxley.
  • 1972La novela de ciencia ficción. Ferreras, Juan Ignacio. Siglo XXI. (Visión afrancesada, según Miquel Barceló).
  • 1975La literatura de ciencia ficción, Juan José Plans. Coeditado por La Biblioteca Cultural, Prensa Española, Magisterio Español, Planeta y La Editora Nacional.
  • 1985Ciencia ficción: las 100 mejores novelas. David Pringle.
  • 1990Ciencia ficción, guía de lectura. Miquel Barceló. Ediciones B, colección Nova nº28;
  • 1193- The encyclopedia of Science Fiction, Jhon Clute and Peter Nichols.
  • 2000- Paradojas: ciencia en la ciencia ficción. Miquel Barceló. Equipo Sirius (colección Tau).
  • 2008Ensayos sobre ciencia ficción y literatura fantástica. Universidad Carlos III de Madrid. Editores: Teresa López Pellisa y Fernando Ángel Moreno.
  • 2010- Teoría de la literatura de ciencia ficción. Fernando Ángel Moreno. Portal Ediciones.
  • 2013Cómo escribir ciencia ficción y fantasía, Orson Scott Card. Alamut Ediciones.
  • 2014Exégesis, Alejo Cuervo. Gigamesh.
  • 2016La ciencia de la ciencia ficción, Manuel Moreno Lupiáñez y Jordi José Pont. Shackleton Books.
  • 2016 Ciencia ficción: nueva guía de lectura, Miquel Barceló. Ediciones B (2016)
  • 2016En regiones extrañas, Lola Robles. Palabaristas.
  • 2017- Breve historia de la ciencia ficción, Luis E. Íñogo Fernández. Nowtilus.
  • 2018Historia de la ciencia ficción en la cultura española, Teresa López Pelllisa (Editora). Iberoamericana Vervuert.
  • 2018- Supersonic nºII, 07-2018 Especial Ursula K. Le Guin, Varios Autores. Editorial Cerbero.

Sigue leyendo

Melmoth El Errabundo

Reseña originalmente escrita para Paraiso4 en febrero de 2013.

TÍTULO: Melmoth El Errabundo

IDIOMA ORIGINAL: Inglés.

PRIMERA EDICIÓN: Melmoth The Wanderer. A Tale by the Author of Bertram, & c. in Four Volumes. Edinburgh – 1820.

OTRAS EDICIONES: Valdemar, SIEMPRE VALDEMAR. Si hablamos de goticadas esto es así: Valdemar o nada.

Esta va a ser una reseña peculiar, ya que voy a tener que explicar, y muy despacito para que se me entienda, cómo es posible que un libro que me ha desesperado por toneladas métricas y que he tardado dos meses en calzarme, a base de alternarlo con otras lecturas más ligeras, me ha parecido tan terriblemente genial, que ocupa un lugar destacado entre mis favoritos de ahora en adelante.  Para qué me meteré yo en estos líos… Sigue leyendo

Noches lúgubres, José Cadalso

¿A que ya os habíais pensado que no iba subir nada original, que solo iba a reciclar mis reseñas más rancias? Pues nopes.

Portada Noches lúgubres

TÍTULO: Noches lúgubres

IDIOMA ORIGINAL: Español

PRIMERA EDICIÓN: publicada por entregas en El Correo de Madrid (o de los ciegos), entre diciembre de 1789 y enero de 1790. Casi dos siglos después, Nigel Glendinning dio a conocer una copia manuscrita fechada en torno a 1775, existente en el Museo Británico.

Sigue leyendo

El perro de la guerra y el dolor del mundo, Michael Moorcock

Recupero esta reseña del 2012 para Paraíso4 a propósito de la entrada de la semana pasada en fantasiabreve.wordpress.com  sobre Elric de Melniboné.

AUTOR: Michael Moorcock.

IDIOMA ORIGINAL: Inglés. The War Hound and the World’s Pain.

PRIMERA EDICIÓN: Timescape Books (1981)

OTRAS EDICIONES: Miraguano Ediciones (1987) 237 páginas.

Según mi amigo y hace tiempo compañero de página Ferran Canetenc, para seleccionar un libro de entre varios acumulados en la pila de lecturas, ni sinopsis, ni portada, ni autor de renombre… no hay nada mejor que leer el primer párrafo del libro en cuestión, y a continuación, el último. Si hacemos este experimento con El perro de la guerra y el dolor del mundo, el resultado es esta bomba de relojería haciendo tic-tac.

Sigue leyendo