Nos vemos allá arriba

Leído en noviembre de 2015 para el club de lectura del Banco del Tiempo de Valladolid, y posteriormente reseñado en Paraíso4. Recupero esta reseña, con algunos añadidos posteriores a propósito de la película pensando en un futuro no lejano regresar al universo de estos personajes con Los colores del incendio (Ediciones Salamandra, marzo 2019)

Título original: Au revoir là-haut.
Ediciones Salamandra, 2014. 448 páginas.
Traducción de Jose Antonio Soriano Marco.
Ganadora del Premio Gouncourt.

¡Oh!, nuevo bonito libro elegido por el club de lectura, histórico y bélico… ¡Qué bien! ¡Mis temáticas favoritas! [Nota para nuevos en la plaza: cuando se me va la mano con el sarcasmo ni me molesto en que se note ni deje de notarse, pero aspiro a que se me note.] Sigue leyendo

Aquí no se reseña, aquí se habla de libros. Y punto pelota.

A lo largo de los años he tenido más de un rifirrafe online a propósito de «quien nos creemos que somos los reseñadores». Yo suelo mirar para todos los lados, para saber a quién le dicen, porque lo que es a mí no. Aquí esta mi «acusatio manifiesta», un texto originalmente escrito en agosto de 2016 para El Vals de la Araña que no se llegó a publicar.

Reseña.

  1. f. Narración sucinta.
  2. f. Noticia y examen de una obra literaria o científica.
  3. f. Revista que se hace de la tropa.
  4. f. Nota que se toma de los rasgos distintivos de alguien o algo para su identificación.
  5. f. p. us. Señal que anuncia o da a entender algo.

Sigue leyendo

Yo tampoco me fijaba

Artículo originalmente publicado en El Vals de la Araña en diciembre de 2017. Me sorprendió (todavía no sé si para bien) la difusión que alcanzó (llaménosle “éxito”, así, entre comillas). Lo recupero porque el contenido de este artículo lo considero vigente. Y porque me recuerda que tener un éxito, por pequeño y de mierda que sea, hay quien no te lo va a perdonar.

Yo solía decir eso, que yo no me fijaba en sin un libro estaba escrito por una mujer o un hombre, si no en que el libro me pareciera atractivo. Yo también creía que esta variable no influía en mi criterio a la hora de elegir lecturas. Sigue leyendo

Arriba y abajo

Activos Tóxicos albergará muchos, muchos relatos que en su día estuvieron publicados aquí o allá. Este no es el caso.  Este es nuevo, inédito, recién rechazado de certámen, además. Y aquí se queda porque tengo grandes planes (muy grandes) para esa grieta que se mueve.

A las doce apagaron las luces del pabellón. Amaya no creía ser capaz de dormir. Se sentía ridícula en esa colchoneta de gimnasia envuelta en una manta gris demasiado fina para dar calor. Ni siquiera le tapaba los pies y los tenía helados. Las botas de montaña aquellas le quedaban muy grandes. Y eran horribles. Igual que el chándal chillón acrílico. Además, era muy grande y la goma de la cintura del pantalón estaba demasiado dada de sí como para sujetarse solo. La mujer que repartía la ropa le había mirado con auténtico desprecio al preguntarle si no tenía alguna talla más pequeña. Sigue leyendo