Últimas entradas, penúltimos tropiezos.

Recuerdo de forma brumosa, difusa en las neblinas del tiempo, haber dicho algo así como que este blog sería un repositorio para recuperar material perdido y poco más, debido a mi irremediable pérdida de fe en proyectos colectivos. Pero no consta por escrito.

Sí consta, LópezAguinaga. Lo pone en la magnífica pestaña de presentación del blog. Justo aquí, en «quienes somos»

—Perdona, pero… ¿era necesario enlazar a la entrada para dejarme en evidencia?

Ni se pregunta. Soy Gusapira Infecta, tu lado gusapiro. La razón de mi existencia es dejarte en evidencia, LópezAguinaga.

El caso es que desde hace unos meses el blog de la Asociación de Castilla y León de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, de la mano de Manuel J. Linares al mando de la gestión de contenidos, está que da gusto verle con la revitalización de las secciones donde los socios y socias escribimos y recomendamos. Y claro, en un sitio que da gusto verlo da gusto enviar colaboraciones.

Os animo a suscribiros tanto al blog como a los nuevos canales de comunicación que estamos explorando, Instagram y Youtube, gracias a la buena mano para la edición  y montaje de video de Patricia Reimóndez.

Aquí os va un breve listado de «mi producción» de los últimos meses:

  • Un relato de navidad, «Te haré soñar». Escrito originalmente en 2007 para un certámen, creo que compite muy duramente junto con «Gordon Gardner, asesino» para el puesto de «relato con la peor suerte del mundo». «Te haré soñar» ha pasado prácticamente desapercibido por varias plataformas y webs casi como para hacer relleno, después de haber sido seleccionado para no una, dos, antologías que no llegaron a publicarse e incluso haberse alzado ganador de otro certamen (diferente de aquel para el que fue escrito, que por cierto, no llegó a fallarse nunca, a los convocantes se los tragó la tierra). Creo que aunque el relato sea una completa moñez y ninguna maravilla, no merecía este rocambolesco recorrido. Así que espero que en este nuevo acomodo suyo al fin Descanse en paz, que por cierto…
  • Una reseña. Descansa en paz, de John Ajdive Lindqvist. Para mí este libro siempre tendrá un significado muy especial. Lo leí entero, seguido, en un viaje en coche de Barcelona a Fermoselle. Reseñé este libro en 2014 para Paraíso4, escribiendo con la tablet en las rodillas en el viaje de vuelta a casa, y la titulé «945 km, todos lloviendo». Compruebo que desde entonces hasta ahora nadie se ha dignado en corregir la biografía del autor en la página web de sus editores. Magnífico detalle por su parte junto con la de no editarle desde 2012. Contenta me tenéis, editores que no editáis. Contenta.
y todos lloviendo

“Y todos lloviendo” estrictamente cierto. Todos.

El principal damnificado de este vuelco de contenidos hacia mi otra casa ha sido esta, Activos Tóxicos. Afortunadamente, me queda toxicidad para rato aunque me falte algo de actividad. Stay tunned for more rock’n’roll, gusapiros, que sé que os gusta.