El microrrelato, teoría e historia

Antes de empezar a subir microrrelatos se me había ocurrido escribir un pequeño artículo sobre qué es y sobre todo qué no es un microrrelato… pero sobre esto existe abundante bibliografía y nada mejor que leerla.

El microrrelato, teoría e historia.

David Lagmanovich.

Menoscuarto (Palencia, 2006) 347 páginas.

El microrrelato parece haberse puesto de moda como formato en estos tiempos digitales de prisas para todo en los que retener la atención del lector digital más de cinco minutos es un logro. Pero no confundamos rápido con fácil, porque lo que sí es todo un logro es condensar en el pequeño espacio de un micro una historia, y no un fragmento de una historia, una sinopsis de algo mayor o una anécdota.

Esta obra se divide en dos partes diferenciadas en las que encontramos una descripción detallada de las características más relevantes del microrrelato como género literario, ilustradas con abundantes ejemplos. Encuentro particularmente relevantes los apuntes en cuanto a diferenciación del microrrelato de otras formas narrativas breves como el aforismo o la fábula, a los que el autor se refiere como «géneros próximos». La segunda parte del texto relata la historia del género desde sus orígenes modernistas hasta la actualidad, citando a sus representantes más célebres, entre los que se encuentran grandes firmas de la literatura universal como Borges o Cortázar. Y es que es difícil resistirse a querer escribir micros, estos pequeños grandes textos.

El microrrelato es, además, un vehículo muy adecuado para el terror. El terror es un género que desde muy antiguo ha hundido sus raíces en el cuento y encaja bien por naturaleza en cualquier formato narrativo breve. Por ello citaré como referencia de mis microrrelatistas contemporáneos favoritos a Fernando Iwasaki y su Ajuar funerario (Páginas de Espuma, Madrid, 2004), una colección de micros escalofriantes. Otra bibliografía aconsejable (y es que una vez ya puestos a estudiar los micros…):

  • Soplando vidirio y otros estudios sobre el microrrelato español. Fernando Valls. Páginas de Espuma, Madrid, 2008.
  • El microrrelato español, una estética de la elipsis. Irene Andrés-Suarez. Menoscuarto, Palencia.
  • Mar de pirañas, nuevas voces del microrrelato español. Varios autores. Menoscuarto, Palencia 2012.

Como se puede observar es notorio el compromiso de Menoscuarto y Páginas de Espuma con el microrrelato, hasta el punto de que fuera de ellos es complicado encontrar sellos específicos que se dediquen a su estudio y difusión. Tampoco es muy usual encontrar obras completas de un único autor, son más comunes las antologías de varios autores. Sin embargo, gozan de popularidad entre los autores independientes y la autoedición:

  • Colecionable de tragedias. Liss Evermore, autoeditado (2015)
  • Relicario para insomnes. Jose Luis Cantos. Saco de Huesos (2014)