Sí es ciencia ficción

La primera vez que escuché definir la ciencia ficción como «ah, las historias de marcianitos para chavales» apreté los puños por debajo de la mesa hasta clavarme las uñas, mientras respiraba metódicamente, contado «uno-aspira, dos-expira». Porque pertenezco a una asociación entre cuyos objetivos está la dignificación de los géneros fantásticos, la divulgación como arma que derribe los tópicos y erradique las ideas erróneas acerca de la literatura que nos apasiona. Para más datos: esa asociación es la ACLFCFT. No, no tiene vocales y no se puede pronunciar. ¿Y qué?

Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn, bitches.

Sigue leyendo